Chihuahua, Chih (05/02/2014) Para la entrega de apoyos de PROCAMPO 2013, la SAGARPA estableció reglas de operación que no respetan los usos y costumbres de las comunidades indígenas y con ello los eliminan del padrón de PROCAMPO y por tanto del apoyo que han recibido desde que esa institución fue creada.
El ejido de Tewerichi con población 100% indígena es uno de los afectados por las nuevas reglas de operación, pero sabemos que existen otras comunidades y ejidos del municipio de Carichí en las mismas condiciones.
En el Ejido Tewerichi, las autoridades de SAGARPA no permitieron que 166 de 186 agricultores se inscribieran en el período correspondiente a 2013, que les daba acceso a 1,300 pesos anuales por agricultor.
La SAGARPA los excluyó sin avisarles los cambios en los requisitos y lo harán de manera definitiva si durante el 2014 no cumplen con los requisitos establecidos en las reglas de operación vigentes.
De los nuevos requisitos que se les exigen son: 1. Credencial de elector, 2. el CURP, 3. la prueba de la titularidad o posesión de sus tierras.
El representante del ejido explicó que la identificación es difícil para ellos porque en muchas ocasiones no coinciden los nombres registrados en el acta de nacimiento, la credencial del IFE y la CURP debido a que ellos tienen un nombre, al inscribirse en el registro civil generalmente los registran con errores, y de igual manera sucede con la credencial del IFE.

Ahora los funcionarios de SAGARPA les exigen que las actas de nacimiento lleven dos apellidos y que no sean los de la comunidad donde nacieron. El representante del Ejido de Tewerichi comentó que: “para nosotros es costumbre que los nombres de las gentes lleven como apellido el nombre del lugar donde nacimos, no podemos inventarnos otro, y ellos no lo aceptan. A veces desconocemos los apellidos de nuestros padres porque ellos nunca tuvieran un acta de nacimiento”.

Otro de los requisitos que exige SAGARPA es probar la titularidad de las parcelas, nosotros no la tenemos, ya que por acuerdo general de asamblea el PROCEDE solamente se aplicó a la medición del lindero. Nosotros nos regimos por usos y costumbre, cada familia tiene su parcela que siembra, la cual es respetada por todos.
Los cambios en las reglas de operación del PROCAMPO realizados a nivel federal por parte de la SAGARPA, se hicieron sin preguntar, sin dar información, sin avisar o prevenir.
El ejido solicitó a la SAGARPA que no sean excluidos los 166 agricultores y que se tomen en cuenta los usos y costumbres de los Pueblos indígenas del estado, reconocidos en la Constitución Política art. 1 y 2 y el Protocolo de actuación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación recientemente emitido.
Consultoría Técnica Comunitaria A.C.