Resultado de la inspección que llevó a acabo la comunidad de Repechike en su territorio, compartimos las fotografías donde se muestra y narra la violación de la suspensión de plano de los permisos de aprovechamiento forestal, la cual fue decretada por el juzgado 8vo. de Distrito el pasado 3 de abril 2017 (ver Boletín).

En total los compañeros contaron más de 1,300 troncos derrumbados y siguen tumbando más. Encontraron que en ocasiones están talando demasiado cerca de los arroyos, en violación a la Ley Forestal.

A pesar de la orden de suspensión de actividades los particulares siguen mandando gente para seguir sacando el material. Los particulares están sacando lo que les interesa y dejan tiradas las ramas secas, lo cual se convierte en puro combustible para incendios. Realmente los únicos que ganan son el patrón y los fleteros.

 

Fotografías de la inspección en Repechike
Fotógrafo: David Lauer