Resultados de la SEGUNDA JORNADA CIVIL POR LA PAZ a la comunidad de Mala Noche

(Santa Tulita, Puerto de Animas, El Riyito, Puerto El Riyito, Puerto Mala Noche) en Guadalupe y Calvo, Chihuahua

  • Continúa el riesgo de desplazamiento forzado de la comunidad
  • Existen amenazas contra las personas de la comunidad.
  • Las condiciones de las familias son precarias, no contando con atención en salud ni alimentación

Durante los días 27 al 30 de noviembre, organizaciones de la sociedad civil y periodistas se reunieron en la SEGUNDA Jornada Civil por la Paz en la comunidad de Santa Tulita, en el municipio de Guadalupe y Calvo. El objetivo principal fue brindar acompañamiento y prevenir el desplazamiento forzado de las familias que residen en esa comunidad, las cuales han vivido situaciones de grave temor a causa de la incursión de grupos armados en la zona.

Santa Tulita, ubicada a 13 horas de la ciudad de Chihuahua, es habitado por personas del Pueblo Odami o Tepehuán, con más de 100 familias dedicadas principalmente a la siembra de maíz y frijol para su sustento. La falta de lluvia y cosechas escasas, así como la falta de fuentes de empleo ha obligado a muchas de estas familias a buscar trabajo como jornaleros en zonas agroindustriales de Chihuahua y Sinaloa. Durante la jornada documentemos las dificultades que enfrentan estas familias.

Más de 250 personas, incluyendo 70 niños, participaron en las reuniones que se llevaron a cabo durante los dos días de la jornada. En estas asambleas, se discutieron las necesidades básicas de la comunidad, tales como la seguridad, la alimentación, salud, empleo, educación, vivienda y el respeto a su forma de vida comunitaria, fiestas y tradiciones. Se constató la continua violación de estos derechos, por particulares y grupos armados.

Durante la jornada, niños, mujeres y hombres expresaron sus necesidades, preocupaciones, su aprecio por el territorio y su deseo de vivir allí a través de dibujos. Se destacaron problemas como la tala ilegal de bosques, la falta de acceso al agua potable y el constante temor, especialmente entre las mujeres, debido a la frecuente presencia de disparos de armas de fuego. Esta situación ha generado un entorno de miedo y tristeza en las familias. Las organizaciones participantes en la jornada, entregamos despensa, leche en polvo y cobijas a 100 familias.

Los integrantes de la comunidad platicaron que durante los últimos dos meses no se han talado árboles, y se realizaron visitas de la CEAVE y otras autoridades en los meses de septiembre y noviembre. Durante estas visitas, se proporcionaron granos y asistencia médica por parte de la Secretaría de Salud (a pesar de las dificultades de acceso para los enfermos), situación que debiera atenderse de manera permanente.

Por otra parte, el 30 de noviembre, en una reunión entre la CEAVE y otras instituciones de gobierno estatal llevada a cabo en el poblado de Baborigame, se presentaron más de 60 personas desplazadas de comunidades circundantes. Se reiteró la preocupación por la vulnerabilidad de estas familias, especialmente en temas de seguridad, acceso al agua, alimentación y atención médica.

Por estos motivos, hacemos un llamado urgente a las autoridades federal, estatal y municipal para que tomen las siguientes medidas:

  • Garanticen la seguridad y tranquilidad de las familias mediante un resguardo permanente que detenga la tala ilegal.
  • Brinden asistencia médica constante y de calidad, especialmente atendiendo la desnutrición en niños y mujeres.
  • Ofrezcan alimentos indispensables para resolver la emergencia alimentaria.
  • Instalen sistemas de agua potable en Puerto de Animas y en las localidades que lo necesiten.
  • Proporcionen financiamiento para proyectos productivos y otras alternativas de sostenibilidad, abordando de manera integral la situación de esta comunidad.

La Jornada Civil por la Paz en la comunidad de Santa Tulita ha sido acompañada por las Brigadas Internacionales de Paz México (PBI por sus siglas en inglés), organización internacional no gubernamental con más de 20 años de presencia permanente en México y que cuenta con estatus consultivo ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, que tiene por objetivo acompañar a personas, organizaciones y comunidades defensoras de ddhh en situación de riesgo por su legítima labor y que tiene por mandato abrir y mantener espacios de paz.

Atentamente: Colectivo de Prácticas Psicosociales y Acción Comunitaria COPPSAC, Consultoría Técnica Comunitaria, A.C. CONTEC, Parroquia de Baborigame.

 

Share This